Ser espiritual

En estos días hablando de diferentes temas con amigos, colegas y maestros, coincidimos en un tema recurrente, espiritualidad es una forma de elegir transitar la vida, no es recluirse en una cueva en una montaña, la soledad en una sala de meditación ó el silencio de una iglesia.

Esos espacios son necesario y bienvenidos, para favorecer el encuentro con nuestro propio espacio interno de paz y armonía, pero la verdadera espiritualidad es poder llevar ese estado interno a cada situación cotidiana.Es elegir ver en cada suceso, en cada persona, un maestro. Entender que cada elección que hacemos implica cosas que nos gustan y otras quizá que no tanto, y aún así elegir avanzar, aprender, comprometernos con nuestra esencia creadoraSer espiritual es mirarnos con amor, para poder desde allí mirar a los demás con amor, porque somos lo mismo…

Es descubrir en cada momento la vida misma pulsando, manifestándose, animarnos a hacer lo que amamos y amar lo que hacemos, porque aún eso que nos molesta es una elección hecha en función de nuestro crecimiento…No podemos evitar el fluir natural de la vida con todo lo que de ella deviene, pero tenemos el poder absoluto sobre nuestra forma de verlo y transitarlo.

Por ahí va mi camino, encontrar, transitar y transmitir, herramientas que nos permitan elegir de manera consiente como transitar cada tramo de nuestra vida, con el disfrute de quien se sabe HACEDOR, no espectador.

Deja un comentario